Identidad

Artículo 1. El Club Yacaré es una asociación privada sin ánimo de lucro, que tiene como fin exclusivo la formación tanto de los chicos como de sus padres y el fortalecimiento de ese vínculo. Es complementario al colegio y al trabajo.
Artículo 1.1 Los principios formativos del club juvenil Yacaré se centran en el desarrollo integral de la persona, dentro de un concepto cristiano del hombre. La formación cristiana y moral del club está confiada a la Prelatura del Opus Dei.

Artículo 2. El Club Yacaré nace del interés de un grupo de padres por la formación de sus hijos y de ellos como padres. En colaboración con la Residencia Bulevares y dentro del programa formativo de esta última nace el Club Yacaré, en el que los padres mantendrán siempre un papel protagónico.

Organización

Artículo 3. La comisión directiva del club estará formada por el presidente, opcionalmente por un vicepresidente, por un director ejecutivo, por un capellán y por uno a tres preceptores seniors.

Artículo 4. El presidente y en su caso también el vicepresidente será siempre un padre de uno a más socios activos. Se propone el cargo por un plazo de 3 años, pudiendo renovarse en caso de verlo conveniente, pero teniendo en vista la conveniencia de que distintos padres puedan asumir el rol contribuyendo cada uno con su propia impronta. Quienes dejan de ser presidentes pueden encontrar múltiples maneras de seguir colaborando con los fines del club desde otro rol.

Artículo 5. Las responsabilidades del presidente (y vicepresidente) son las de velar por los fines del Club. Concretamente:
• Fin formativo en todas las actividades que se desarrollan.
• El protagonismo de los padres en las actividades.
• La formación para los padres.
• Llegar a nuevas familias.
• Impulso de actividades ordinarias y extraordinarias.

Artículo 6. El director ejecutivo del Club será el director o sub director de Bulevares. Se ocupará de:
• Integrar las actividades del Club en el marco formativo de Bulevares.
• Convocar y formar preceptores.
• La dirección operativa de las actividades del Club junto con el presidente.
• El seguimiento de las charlas grupales, las tutorías y las entrevistas con padres.
• Tesorería del Club.

Artículo 7. Preceptor senior podrán ser chicos a partir de los 17 años que hayan sido socios o preceptores junior al menos un año. Para asumir el cargo deberán hacer el compromiso del Anexo 1 ante la junta directiva y deberán renovarlo cada año. Con esto se busca que tomen plena conciencia de la responsabilidad que asumen, de lo contrario podrían perjudicar los fines del Club. El cargo es ad-honorem salvo que la comisión directiva disponga lo contrario. Reportará al director ejecutivo. Se le dará vestimenta que lo identifique como preceptor senior.

Artículo 8. El preceptor senior podrá asumir las siguientes responsabilidades:
• Encargado de nivel.
• Tutor (el tutor también realiza las entrevistas con los padres).
• Dar charlas.
• Organización de talleres y actividades.
• Coordinar a los preceptores junior.

Artículo 9. Preceptor junior podrán ser chicos a partir de los 14 años con el acuerdo de sus padres. Para asumir el cargo deberán hacer el compromiso del Anexo 2 ante la junta directiva y deberán renovarlo cada año. Con esto se busca que tomen plena conciencia de la responsabilidad que asumen, de lo contrario podrían perjudicar los fines del Club. El cargo es ad-honorem. Reportará al director ejecutivo o a su preceptor senior. Se le dará vestimenta que lo identifique como preceptor junior.

Artículo 10. El preceptor junior podrá asumir las siguientes responsabilidades:
• Asistente de nivel.
• Tutor (Excepcionalmente, luego de recibir formación para tal fin).
• Dar charlas (Excepcionalmente, luego de recibir formación para tal fin).
• Asistir en el desarrollo de talleres, estudio guiado y demás actividades.
• Colaborar con el preceptor encargado de nivel en lo que necesite.

Artículo 11. El capellán vela por la formación moral y religiosa en el Club. Las actividades deben pensarse de modo tal que faciliten la atención espiritual del capellán.

Artículo 12. El Club contará con un plan de convivencia y normativa de protección al menor, el cual estará siempre disponible en la web del Club.
Artículo 12.1 La comisión directiva velará por la sustentabilidad del Club que normalmente será con las cuotas de los socios y donativos.

Actividades

Artículo 13. Todas las actividades del Club deben contribuir a su fin formativo y a los valores que promueve entre los que podemos mencionar amistad, libertad, responsabilidad, laboriosidad, solidaridad, unidad y empatía.

Artículo 14. Si bien uno de los fines del Club es siempre fortalecer el vínculo padre-hijo, no necesariamente todas las actividades deben incluirlos a ambos. Dependerá de la naturaleza de cada actividad, pero este enfoque siempre estará presente. Habrá actividades pensadas exclusivamente para los chicos, otras exclusivamente para los padres y otras para padre e hijo. También hay actividades puntuales para matrimonios y otras para toda la familia.

Artículo 15. EL Club desarrolla actividades de diversa naturaleza:
• Intelectuales, entre las que destacan el estudio, la formación humana y cristiana.
• Recreativas como talleres, juegos, salidas, etc.
• Deportivas.
• Solidarias.

Artículo 16. Las actividades ordinarias son aquellas que se tienen con regularidad durante el año académico y que mantiene un esquema estable. Estas se suelen dividir por niveles (que dependen de las edades de los chicos) y también las hay para padres y para padre e hijo.

Artículo 17. Las actividades extraordinarias son aquellas que se realizan en ocasiones puntuales, por ejemplo: campamentos, torneos deportivos, viajes solidarios, conferencias para matrimonios, etc.


Anexos

Anexo 1
Compromiso preceptor senior/junior:
Yo …… me comprometo a desempeñarme como preceptor (senior / junior) del Club Yacaré a lo largo de todo este año asumiendo la dedicación que ello implica como ser los horarios de las actividades y la organización de las mismas.
Asumo esta responsabilidad con verdadero espíritu de servicio, con iniciativa y consciente de los sacrificios que implica este desafío.
Soy consciente que un preceptor tiene un rol formativo, el cual se tiene que manifestar en primer lugar con el ejemplo en mi desempeño académico y en mi comportamiento, que debe reflejar los valores que el Club promueve. Así mismo asumo la responsabilidad de poner los medios para seguir formándome como preceptor, en especial asistiendo con regularidad a los medios de formación y teniendo tutorías frecuentemente.